Consejos para quitar pegatinas de superficie metálicas

Sean de plástico o de papel, las pegatinas se adhieren a las superficies mediante su pegamento, son uso común, generalmente para decorar o etiquetar objetos de cualquier tipo, tamaño y material.

Podemos verlas adheridas a objetos de plástico, cristal, cartón, madera, metal y casi en cualquier tipo de material; para el caso de superficies metálicas, podemos verlas en objetos tan distintos como coches, motocicletas, armarios, electrodomésticos y un largo etcétera.

Según el uso para el cual estén diseñadas, estas pueden ser decorativas o  informativas, cual sea el caso puede suceder que ya no las queremos mantener y decidamos retirarlas.

En la mayoría de los casos las pegatinas no suelen desprenderse con facilidad o, por lo menos,  sin dejar restos de ella o de su pegamento.

Adicionalmente, si está pegada a una superficie expuesta al sol, a la suciedad o al polvo, tratar de quitarla será una tarea titánica, ya que el adhesivo se habrá tornado en un material duro, sólido y difícil de retirar.

Esto se debe al enlace casi permanente que forma el adhesivo de la pegatina, con la superficie en donde se encuentra.

Es muy frecuente tratar de desprender la pegatina halando una de sus puntas hacia el extremo opuesto, tirando de ella con fuerza moderada pero sostenida, hasta lograr retirarla; en algunos casos es posible hacerlo completamente.

Sin embargo no siempre es así, la gran mayoría de veces dejará un resto de adhesivo pegajoso, en el mejor de los casos, en otras oportunidades quedará pegamento duro en la superficie del objeto, muy difícil de quitar.

Restos de pegatinas sobre una superficie de metal

El caso es cómo debemos retirar la pegatina y sus residuos sin dañar la superficie en donde se encontraba; en este caso vamos a explicar varias formas de no maltratar el metal cuando quitamos estos restos.

Lo que no debemos hacer

Es muy importante evitar el uso de implementos y productos que con seguridad van a dañar el metal, por ejemplo:

  • Usar disolventes abrasivos, gasolina o acetona, con ello quitamos el pegamento de la pegatina, pero también maltratamos la superficie de metal, particularmente tiene  pintura o esmalte
  • No raspar con herramientas metálicas, cutters, espátulas o similares, aunque no lo hagamos con fuerza pueden rayar u ocasionar daños y estragos indeseados sobre el metal
  • Tampoco debemos usar decapadores térmicos, tienen la capacidad de abombar algunas de estas superficies o su pintura
  • No usar agua y estropajos, recuerda que la mayoría de los pegamentos salen fácilmente con aceites

Consejos previos

Antes de realizar cualquier acción y para facilitar el trabajo, es conveniente seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Retira la pegatina de forma manual, intenta quitar la mayor cantidad posible de ella y de su pegamento
  2. Posteriormente puedes calentar los residuos con un secador de cabello, con esto ablandas el adhesivo y será más sencillo retirarlo por completo
  3. Con la ayuda de una navaja plástica de detalle y algo de paciencia,  quita todo el pegamento que puedas, ten cuidado de no rayar la superficie de metal
  4. Embebe un paño limpio con un poco de aceite lubricante, cosmético, de cocina o de bebé y deja reposar sobre los restos de la pegatina durante 30 minutos

Cómo quitar la pegatina

Pasados los 30 minutos:

  1. Frota los residuos con el paño untado de aceite, es aconsejable seguir la veta metálica suavemente para un trabajo más prolijo y más rápido
  2. Limpia la superficie con otro paño embebido con algo de vinagre
  3. Seca muy bien toda la superficie con un paño seco, retirando cualquier sobrante de adhesivo
  4. En este paso puedes facilitar tu tarea con la ayuda una navaja plástica de detalle para raspar el pegamento y, para incrementar las medidas de seguridad evitando  rayas en el metal, puedes envolver la navaja en un paño limpio
Recuerda siempre usar paños limpios

Cuidados posteriores

Es muy probable que la superficie metálica haya perdido algo de su brillo, sin embargo esto no es un problema que no tenga solución, en este caso debes:

  1. Vuelve a pasar suavemente un paño con vinagre, sigue la veta del metal
  2. Al retirar el adhesivo completamente, es importante limpiar toda la zona, puedes usar un trapo o paño limpio y seco, ocasionalmente vas a necesitar el uso de algún producto comercial para la limpieza de metales
  3. En algunos casos es conveniente aplicar algo de pulimento o cera, con esto se recuperará el brillo original y cualquier tipo de huella que hayamos dejado con el contacto de nuestras manos
Pegatinas sobre metal

Aunque en el mercado podemos comprar productos especiales para quitar pegatinas, vale la pena probar este método y ahorrar algo de dinero.

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies