Aprende cómo pegar esponja en la pared paso a paso

Es posible que si empiezas a dedicarte a grabar música (desde tu casa o algún otro sitio que no esté preparado) quieres aprender cómo pegar esponja en la pared para minimizar el eco y conseguir que la música suene como debería, sin afectar al exterior de la habitación.

Cómo pegar espuma acústica

Para colgar la esponja acústica tendrás que encontrar un área optima en la pared, que te permita colocar los paneles con más facilidad.

Después debes tomar las medidas y adherir a la pared mediante tiras adhesivas.

No es algo muy complicado, solo es necesario que sigas los pasos adecuados para que instales la espuma sin dañar la pared en la que la estas fijando.

Cómo pegar esponja en la pared para mejorar el sonido acústico

Mediante estos 9 sencillos pasos, aprenderás cómo pegar una espuma o esponja en la pared. Síguelos para conseguir el mejor resultado:

Paso 1: Limpia las paredes

Limpia tus paredes

Esto lo debes realizar con un trapo limpio saturado de alcohol, quitando así todas las suciedades que podrían interferir al pegar la espuma.

¿Por qué debes hacerlo?

Limpiar las paredes antes de pegar el material de la esponja va a ayudar a que la misma se pegue mucho más fácil.

Paso 2: Mide la esponja y la pared 

Usa una cinta métrica para medir el largo y el ancho de la esponja, y anótalo en un papel.

Realiza el mismo procedimiento con el área de la pared en donde quieras pegarla, y así obtendrás una idea de cuánto espacio te ocupará.

Paso 3: Si no encaja la esponja, corta con una herramienta

Para ello deberás sostener el panel de esponja en su extremo fino y usar una herramienta como un cuchillo eléctrico para cortarla.

Procede, con sumo cuidado, a mover  el cuchillo hacia abajo para cortarlo justo a la medida.

Paso 4: Dibuja el contorno de la esponja en la pared

Dibuja el contorno de la esponja en la pared

Puedes dibujar una X en cada esquina de la instalación de la esponja, que vayan de acuerdo a las medidas que has tomado.

¿Cuál es el beneficio de dibujar el contorno?

Al realizar esto con antelación, podrás mantener los paneles de esponja rectos mientras los pegas.

Paso 5: Rocia la parte de atrás de la esponja con pegamento

Rociar la parte de atrás de la esponja con pegamento

Debes hacerlo con un movimiento de vaivén, para que el pegamento quede mucho más compacto en toda la superficie.

En caso de que tengas espuma o esponja que venga con adhesivo integrado en la parte trasera, obvia este paso.

Paso 6: Presiona la esponja contra un trozo de cartón

Es preciso que lo realices con el lado que tiene el pegamento hacia abajo y lo mantengas durante 30 segundos. Pegando el cartón de esta forma lograrás que las tiras adhesivas se peguen a los paneles de espuma.

¿Por qué usar cartón?

Sencillo, el uso del cartón logrará que la espuma o esponja sea reutilizable, y al mismo tiempo, que no se dañe la pared.

Paso 7: Deja que se seque por completo el pegamento

Deja la esponja en un área bastante ventilada durante un par de horas, y después comprueba que está seca, y que no se mueve al tocarla.

Consejo importante

El cartón no debe visualizarse cuando se observa el lado rugoso de la esponja.

Paso 8: Pon las tiras adhesivas en la parte de atrás de la espuma

Estas tiras son rectángulos pequeños que poseen un pegamento que se elimina con facilidad.

Para instalarlas retira la lengüeta de papel que trae cada una, y coloca una en cada esquina de la parte de atrás de la espuma, donde se ubica el cartón; es decir, las tiras adhesivas deben estar pegadas al cartón y no a la esponja.

Paso 9: Para terminar, pega la espuma en la pared

Finalmente pega la espuma en la pared

Este es el último paso de la explicación de cómo pegar esponja en la pared.

Después de que la parte de cartón posea todas las tiras adhesivas necesarias, solo debes alinear con cuidado la esponja en cada esquina del área que has dibujado.

Continúa presionando la parte de atrás de la esponja contra la pared, y mantenla así durante unos 30 segundos, lo cual debería fijarla por completo en su lugar.

Después de que todas las piezas de esponja o espuma hayan quedado bien instaladas, solo es cuestión de que utilices un borrador para que puedas eliminar las marcas de lápiz que tenías dibujadas para marcar las esquinas de la esponja.

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies