Cómo pintar un cántaro de barro

Si eres como yo, de los que les apasiona pintar, entonces has llegado al sitio adecuado.

Quiero compartir contigo mis trucos para que logres pintar un cántaro de barro, y quedes satisfecho con los resultados.

A pesar de que el verdadero uso de los cántaros es transportar líquido, también puedes decorar el exterior del jardín, embellecer la casa, o algún rincón de la habitación.

¿Has pensado en personalizar cántaros para tus personas favoritas como regalo? Es una buena idea, ¿verdad?

Sigue estos pasos y tu trabajo quedará maravilloso

#1  Lava el jarro 

El primer paso, y sin duda el más importante, es lavar el cántaro. Esto es necesario porque con el material limpio, la pintura se adhiere mejor. 

Lavarlo es muy simple: Sólo necesitas una brocha y agua.

Moja bien la brocha en el agua y la pasas como pintando sobre el material.

Limpia la brocha y vuélvela a pasar tantas veces como sea necesario hasta que el jarro quede limpio.

# 2  Deja secar

Parece un paso sin importancia, pero no lo es. 

Es necesario dejar secar el jarro, ya que la pintura no quedará del todo bien si lo pintas cuando el cántaro está todavía húmedo, y se estropeará el diseño.

#3 Lija las imperfecciones

Si tu jarro tiene imperfecciones, es momento de quitárselas.

Utiliza una lija adecuada para el material, y con suavidad, pasa sobre la imperfección hasta emprolijarla. 

Vuelve a lavar para quitar el polvo, y deja secar antes de seguir al siguiente paso.

#4 Sella los poros del cántaro

El propósito de sellar sus poros es impermeabilizar el material para que el agua o la humedad externa no dañen la pintura. 

Pasa una primer mano de sellador o impermeabilizante para cántaros de barro por dentro y fuera y deja secar.

Otra opción puede ser que reemplaces el sellador por barniz. El barniz también ayuda a impermeabilizar el material.

#5 Define el diseño

Elige el diseño que más te guste para decorar tu jarro. 

Aquí plasma tu personalidad, déjate llevar por la creatividad. 

Realiza el diseño en un papel o imprímelo. 

#6 Pasa el diseño al cántaro

Pasa tu diseño del papel al jarro. 

Hazlo con un papel de calco y un marcador. Y luego, si te animas, realiza retoques o mejoras a mano alzada . 

#7 Pinta 

¡Ha llegado el mejor momento del proceso!

Decide si lo vas a dejar en color barro, o si primero aplicarás una base en blanco para unificar el color.

Utiliza pinturas acrílicas y pinceles acordes a tu diseño. Tal vez necesites distintos tamaños de pinceles.

#8 Deja secar y retoca

Deja secar y revisa si tu diseño necesita retoques o segunda mano de pintura.

Tal vez en algunos sectores tengas que volver a pasar pintura para que  agarre bien y cubra la superficie del jarro.

#9  Sella la pintura

Por último, con un barniz o laca impermeabilizante protege tus dibujos.

Puedes elegir entre barniz con acabado en mate o brilloso. 

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies