Cómo enseñar a un niño a pintar sin salirse

Te preguntas cómo enseñar a tu hijo a pintar sin salirse de la línea o de la hoja. Porque sí. Es una tarea frustrante, que puede causar estrés tanto en ti como en el niño.

No recuerdas cuando eras un niño, pero seguro te gustaban los colores y los admirabas tanto en las caricaturas como en la ropa que usabas. De esa manera sucede con todos los niños, para ellos es una materia nueva e interesante.

En este artículo te enseñaré paso a paso qué debes hacer a fin de que un niño aprenda a colorear, y de forma progresiva, perfeccione su práctica sin salirse de la línea.

Cómo enseñar a un niño a pintar paso a paso

1. Preséntale los colores

Antes de comprar crayones comienza por enseñarle a reconocer los colores. Por lo menos, los primarios y los secundarios.

Esto no solo le ayudará a memorizar las tonalidades y las mezclas, sino que también mejorará sus habilidades creativas en un ámbito visual.

2. Muéstrale cómo pintas

¿Te has dado cuenta de que los niños disfrutan con los videos de manualidades

Esto se debe a que les gusta ver cómo los demás preparan las manualidades para ellos.

Anímate a colorear en frente de él. Busca temáticas que le gusten, a fin de que se vea interesado en lo que estás haciendo.

3. Enséñale las posturas que debe adquirir a la hora de pintar

Primero, demuéstrale cómo agarras el lápiz de color, y luego indícale cómo debe tomarlo él. Poco a poco se independizará en ello.

Sin embargo, antes de realizar este paso, cerciórate de ubicarlo en un lugar cómodo pero estable, en donde le sea accesible pintar.

4. Prepara dibujos grandes y sencillos

En conjunto del paso anterior, cuando lo pongas a pintar por primera vez, evita que sean figuras con muchas curvas o con espacios muy estrechos, por lo menos al principio.

Remarca los dibujos con un marcador negro grueso para luego indicar al niño que no debe pasar esa línea.

Como es un trazo visible, hay menos probabilidades de que se salga de ello.

5. Prepara prácticas con dibujos de muchas formas

Una vez que el niño domine pintar figuras simples, auméntale el nivel con figuras más complejas.

Te recomiendo las mandalas. Son excelentes para practicar y desarrollan la concentración.

Consejos

  • Paciencia, esto puede tomar tiempo. No esperes que el niño pinte sin salirse de la línea de un día a otro, deja que disfrute el proceso.
  • Realiza hábitos en el niño. Cuando el niño está empezando a conocer los colores y pinturas, tienden a ver todo lo que está a su alrededor como una hoja de papel. Planifica las horas para pintar con la finalidad de que te evites rayones en las paredes.
  • Déjalo que explore entre colores. Al principio pintará las manzanas de azul y las personas de verde pero ¡no importa! Realízale sugerencias al respecto, pero no le regañes.
  • Utiliza figuras de su interés. Los niños por lo general tienen un personaje favorito, así que utiliza ese material para motivarlo a pintar mejor.

Conclusión

Para finalizar, te diré que antes de comprar utensilios para enseñar a un chico a pintar, verifiques qué materiales tienes en casa, ya que esto proporciona más curiosidad en él.

Una vez tu niño aprenda a utilizar los crayones, puedes introducirlo en otras prácticas como pintura con témperas o incluso hacer figuras con arcilla.

Y lo más importante, disfruta el proceso tú también.

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies