Cómo hacer una pérgola de metal

Estos días que te reinvents en las ocupaciones diarias, es posible ver espacios que puedes mejorar en tú hogar.

Si cuentas con las herramientas adecuadas, y las habilidades de corte y soldadura, puedes preparar un refugio en tu patio, en el jardin, o incluso en la azotea, o la terraza.

Las pérgolas están a la venta en las tiendas de bricolaje, pero lo importante aquí es realizar la mayor parte del trabajo uno mismo. De esta forma, desarrollas mejor tus habilidades (o las de tu vecino) y te ahorras una buena cantidad de dinero.

Una construcción que no significa mayor problema para herreros experimentados, y un reto más que realizable para un amante del bricolaje.

Te traigo cinco fáciles pasos del proceso de armar una pérgola metálica.

#1 Prepara los materiales necesarios: perfiles metálicos cuadrados en dimensiones del espacio a trabajar con previa soldadura, quedan como marcos y serán soporte del techo. Por otro lado, escoge lo que recubrirá el techo, el material que se ajusta a tu gusto y capacidad adquisitiva, como policarbonato, lona plegable o paneles sándwich que imiten unas tejas.

#2 Ancla en la pared los soportes que se conectarán a los marcos: En este caso por medio de la soldadura, cada soporte se fija con tornillos de rosca métrica y taco químico. El anclaje dependerá de la base en que se proyecte, otros casos de muros de terrazas se fijan los tubos en bases UPN, o solo a bases de cemento.

#3 Fija con soldadura los postes de las medidas correspondientes: Que estén nivelados con los marcos, haciendo la conexión de unos a otros. Recuerda la simetría respecto a la base en el suelo, para la cuadratura perfecta tomar medidas es la llave para que el proceso sea prolijo.

#4 Despliega los paneles escogidos por zonas: Atorníllalos con las chapas a los perfiles cuadrados. El material del techo está determinado por el uso final, para cubrir la lluvia, el sol o moderar la circulación del aire y su calidad la duración de este.

#5 Coloca los embellecedores que se adapten a los lados de los marcos: Guarda el sentido estético de la pérgola. De esta forma queda terminada la estructura. También puedes darle un mejor acabado puliendo detalles que se te hayan pasado por alto en la soldadura, atornillándolo, o mediante una soldadura.

Pérgola ensamblada con soldadura de perfiles cuadrados amplios.

En los pasos te doy un prototipo que considero sencillo, pero el modelo de pérgola se adaptará a tus necesidades reales, teniendo en cuenta las dimensiones del espacio, las medidas de las bases metálicas y el material que uses en general.

Pueden hacerse incluso con materiales plásticos, pero te recuerdo que también dejarán de dar el aspecto elegante que caracteriza a esta construcción.

De este modo obtienes un trabajo profesional, bien pensado para salir a disfrutar del clima que ofrezca el día, sea verano o invierno, y sea esa actividad complementaria que marca la diferencia en tu rutina.

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies