Cómo instalar una puerta corrediza de metal

En este artículo te presento una gúia paso a paso de cómo instalar estas puertas corredizas metálicas.

Este tipo de puertas sirven para cerrar, proteger o separar espacios sin generar tanto gasto, sea por el material o lo que requiera su instalación.

Para armar este tipo de estructuras necesitas sobre todo de paciencia e ingenio.

#1 Alisa la base

Lo primero es la instalación de platinas fijadas al piso, con orificios en el suelo. Los lados de la platina pégalos con taco químico (por ejemplo) con pegamento de construcción.

Estas platinas permiten que la superficie esté más nivelada.

#2 Instala los ángulos laterales del carril

Los ángulos del carril irán encima de estas bases. El ángulo dependerá del tamaño de la puerta.

Te recomiendo tener las medidas siempre claras.

#3 Instala el carril

Mientras se secan las platinas del suelo, instala el perfil en forma de U. Este perfil estará en el lateral y servirá de tranca para mantener la puerta cerrada.

Fíjate de las platinas agujereadas del perfil para atornillarlas a la pared.

Es mucho más seguro si la parte superior de este ángulo termina cerrado. Hará que la puerta esté a prueba de palancas por si quieren abrirla desde abajo.

#4 Acopla los ángulos laterales

Ahora toca acoplar el ángulo que nos servirá de riel o carril, por medio de soldadura. Por esta ranura circularán las ruedas de la puerta.

Hay que tomar en cuenta el relieve del suelo y por eso tienes que nivelarlo en el primer paso.

La instalación de la base se realiza sobre el suelo, pero otra posibilidad es armar el riel rompiendo el suelo. Sin embargo, no te lo recomiendo, ya que es complicado limpiar el carril cuando uses la puerta.

#5 Arma el Cajeado

El siguiente paso será la instalación del cajeado del carril, ubicado en la zona superior hacia final de la puerta.

El cajeado irá fijado desde sus platinas agujereadas, atornillándolas en la pared. Está soportado por los rodillos de nylon que anexaremos al colocar la puerta.

Este dispositivo también te servirá como tope antirrobo.

A este punto ya has terminado la instalación. Ahora queda de tu parte pintar la puerta, o si lo prefieres, déjala con ese acabado rústico.

Un tipo de puertas prácticas para depósitos, cocheras, pequeños comercios, que te aporta rapidez en su movilidad, poco mantenimiento.

Y además son bastante estéticas!

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies