Cómo pintar un palé de blanco

Para pintar un palé de blanco no se requiere mucha ciencia, sino ganas de hacerlo.

El material que se utiliza para crear los palets es una madera irregular con peculiaridades.

Por ese motivo, sigue estos pasos imprescindibles, antes de comenzar a pintar de blanco el palet.

#1 Desinfecta la madera

El fin de desinfectar la madera es eliminar ciertos hongos o bacterias que pueden encontrarse en el palé.

Por lo tanto, al pasar un líquido anti hongos estarás dejando el palé listo para el próximo paso.

#2 Lija la madera

A mi no me gusta mucho lijar (lo confieso), pero es fundamental lograr que la pintura agarre como tiene que hacerlo.

Por lo tanto no es un paso que te puedas saltar.

Además, lijar la madera sirve para eliminar todo tipo de astillitas que sobresalen y molestan. Y también para emparejar ciertas irregularidades que se encuentran en la madera del palé.

Después de haber lijado la superficie encontrarás la madera mucho más suave y lisa, ideal para la pintura.

#3 Limpia el palé

Después de lijar, queda el polvo esparcido por el palé. Y si pintas sobre el polvo, la pintura no se fija del todo bien y quedará con vetas no deseadas.

Entonces es necesario que utilices dos paños. Uno debe estar algo húmedo y, por supuesto, limpio. El otro también debe estar limpio, pero seco.

Primero pasa el paño húmedo varias veces hasta que notes que el polvo se ha pegado en el paño. Y después es el momento de pasar el paño seco, que terminará por levantar el polvo restante.

#4 Protege la madera antes de pasar la pintura

Para que te asegures de que la pintura se adhiere de manera correcta, necesitas una capa de imprimante antihongo.

El líquido imprimante ayuda a sellar la superficie de manera definitiva. Y al ser un imprimante antihongo, evita la aparición de hongos en la superficie  de la madera. De esta forma conservarás el acabado por tiempo prolongado.

Además, gracias a este líquido, la pintura se adhiere mucho mejor.

#5 Aplica la pintura

En general, con dos manos de pintura suele estar bien.

Pero todo depende de la consistencia de la pintura que hayas comprado para pintar tu palé de blanco.

Aquí te presento distintas maneras de hacerlo:

  1. Pintar con brocha o pincel: Embebe el pincel en la pintura blanca y quita el restante en el borde del tarro de pintura. Pásalo por  el palet e intenta siempre ir en el mismo sentido para que quede prolijo.
  2. Pintar con aerosol: Compra el aerosol en color blanco, ponte guantes y posiciona el aerosol a unos 20 o 25 cm de distancia del objeto a pintar. Debes mantener siempre la mano en movimiento y comenzar desde arriba hacia abajo y de adelante hacia atrás.
  3. Pintar con pistola: Pintar con pistola es muy similar al pintado con aerosol, entonces los pasos a seguir son los mismos.

Pintar con aerosol o pistola son las opciones más rápidas de lograr la pintura, pero yo prefiero brocha o pincel. Disfruto más del trabajo y consigo un acabado más personalizado.

Espero que hayas disfrutado de esta guía, y que consigas un precioso palé blanco!

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies