Cómo limpiar trofeos de metal

Quienes tienen un trofeo saben que no importa mucho de qué material está hecho, lo más importante es el motivo por el cual lo recibiste.

Al pasar el tiempo se van oscureciendo y manchando, y al estar elaborados de diversos materiales, necesitan un cuidado especial.

En la actualidad, los materiales usados para fabricar un trofeo varían de acuerdo con el precio, pueden ser de plástico, resina epoxi, madera, vidrio o aluminio. Hoy en día, rara vez encontraremos metales como oro, plata o bronce en un trofeo.

Aquí tienes los mejores trucos para limpiar tus trofeos de metal.

#1 Elimina el polvo por completo

Retira todo el polvo muy bien. Límpialo con un trapo húmedo y utiliza una brocha o pincel para llegar a las pequeñas ranuras o uniones de los diferentes materiales.

#2 Encárgate de cada material por separado

Puede que tu trofeo esté fabricado en distintos componentes. Cuando esté del todo limpio, comienza a tratar cada uno por separado.

La madera y el cuero se pueden pulir con productos en crema especializados para dicho uso.

Las piezas plásticas, de resina o de vidrio se pueden limpiar de manera sencilla y no requieren pulido.

Por último, encárgate de los metales, que son aquellos a los que tendrás que dedicar más tiempo.

Limpieza de trofeos

#3 Limpia los metales con productos no abrasivos

Para las piezas de bronce y latón, prepara una mezcla de ½ de taza de harina de trigo, ¼ de taza de vinagre blanco o de manzana y ¼ de taza de bicarbonato de sodio. Mezcla muy bien y aplícalo con la ayuda de un pincel, cubriendo toda la superficie que deseas limpiar.

Déjalo actuar entre cinco y diez minutos y luego retíralo con un paño húmedo, limpia muy bien y, de ser necesario, repite este proceso.

Si todavía quedara sucia la pieza, prueba con una mezcla en partes iguales de jugo de limón y sal. Aplica esta mezcla con un paño húmedo y frota hasta limpiar la superficie.

Luego, limpia bien la pieza con un paño humedecido en agua para retirar los restos de productos utilizados anteriormente y pule con un paño seco y jugo de limón.

Cómo limpiar trofeos de plata

Para las piezas de plata, utiliza pasta dental, cualquier marca te servirá. Aplícala sirviéndote de un paño húmedo y frota hasta que obtengas el resultado deseado; usa un cepillo de dientes viejo para llegar a las ranuras que no alcanzas con este.

Usa otro paño húmedo para retirar el exceso de pasta dental, y con uno seco, termina de pulir la pieza.

Cómo limpiar trofeos de oro

Si tu trofeo contiene partes de oro o revestidas de oro, límpialas con un paño impregnado en una mezcla de partes iguales de agua y detergente líquido lavavajillas. Luego, con un paño limpio y humedecido en agua, retira los restos de detergente y, finalmente, con otro seco, pule la superficie.

Y si lo que deseas son resultados rápidos, sin tanto trabajo y no te preocupa el presupuesto, en el mercado puedes encontrar productos exclusivos para la limpieza y pulido de cada material.

Ahora sí, ya que has obtenido el resultado esperado, exhíbelos con orgullo.

¿Tienes alguna pregunta?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies